Conclusión: ¿Está realmente mal usar filtros en las fotos? Entonces, si la foto original que sacamos no es igual a la realidad y editar la foto nos ayuda a conservar un recuerdo, ¿por qué estaría mal editarla? Si prefieren dejar sus fotos como la sacaron, bien. Y sino, también. Pueden hacer lo que quieran, sin sentir que las están “truchando”. Después de todo, son sus fotos y la fotografía es arte.

¿Está mal usar filtros en nuestras fotos y videos? Apenas después del surgimiento de la fotografía digital masiva gracias a los smartphones, empezaron a usarse los filtros en fotografías.Al tiempo, como con todo lo nuevo, surgió un movimiento de repudio a este nuevo estándar: la banda del #nofilter (sin filtro). Su fortaleza, como una persona que disfruta de editar fotos, me hizo pensar bastante, así que hoy vengo a dejar por escrito por qué creo que no está mal usar filtros.

Para ésto, voy a invitarte a que respondamos juntos dos preguntas:

  1. ¿Las fotos que sacamos son fieles a la realidad?
  2. ¿Para qué sacamos fotos?

1. ¿Las fotos que sacamos son fieles a la realidad?

Si nos preguntásemos si la foto “original” que sacamos es fiel a la realidad, la respuesta sería un enorme NO.

La cámara o el celular ya devuelve la foto editada (excepto si la sacamos en formato .RAW). Mi celular (Samsung Galaxy S8), por ejemplo, le agrega contraste, nitidez y algo de saturación. Por fuera de ésto, las imágenes que tomamos cuentan con una deformación distinta según el lente de la cámara.

Además, por más que las cámaras cada vez sean más exactas, todavía no son como el ojo humano.

2. ¿Para qué sacamos fotos?

¿Para qué sacamos fotos? Creo que la mayoría lo hacemos para que un momento dure más tiempo.

Y después, yo por lo menos, las edito por 4 razones:

  1. Es divertido.
  2. Correcciones básicas, como aclarar zonas que salieron muy oscuras.
  3. Hacer más lindos los cuerpos. Mentira, no hagamos eso. Todos los cuerpos son lindos y necesitamos dejar de querer cambiarlos.
  4. Para que la foto se sienta como el momento en el que lo saqué, que es la razón por la que saque la foto en 1er lugar. Por ejemplo:

En esta foto, no se notaba ni un poco cómo estaba el cielo en ese momento, así que lo corregí y listo.

Conclusión: ¿Está realmente mal usar filtros en las fotos?

Entonces, si la foto original que sacamos no es igual a la realidad y editar la foto nos ayuda a conservar un recuerdo, ¿por qué estaría mal editarla?

Si prefieren dejar sus fotos como la sacaron, bien. Y sino, también.

Pueden hacer lo que quieran, sin sentir que las están “truchando”. Después de todo, son sus fotos y la fotografía es arte.

Y vos, ¿qué pensás? ¡Contame en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *